Regístrate /
Iniciar Sesión

A “sangre y fuego” desplazaron a los “Zetas”

2012-01-09 07:02:22

El debilitamiento del grupo delictivo de “Los Zetas” después de la detención de varios de sus líderes, permitió que su grupo “Los Pelones” comenzara a desplazarlos en la venta de drogas y para ello, cometieron la mayoría de las ejecuciones realizadas en Cancún durante el año pasado.
La mayoría de las personas que fueron ejecutadas durante el 2011, fueron vendedores de drogas independientes conocidos como “Chapulines”, aunque también hubo ajustes de cuentas al interior de ambos grupos delictivos.
Desde el inicio del 2011, las ejecuciones dieron muestra de la presencia del crimen organizado en Cancún, siendo las primeras de ellas, cometidas por el grupo de “Los Zetas” quienes en ese momento continuaban con el control absoluto de la plaza.
Esto quedó demostrado con la incursión de las llamadas “Fuerzas Especiales Zetas (FEZ).
El 10 de enero, Marco Antonio Ramírez Villa fue asesinado a balazos en la Región 202 en plena vía pública y sobre su cuerpo, fue dejada una cartulina con el siguiente mensaje escrito: “Ezto lez va a Pazar a todoz loz zhapulines y a loz q anden mal. Atte FEZ”.
Minutos después de este hallazgo, se encontró el cuerpo de Sergio Esteban Martínez Valencia en un camino de terracería paralelo al camino a Punta Sam. El cuerpo estaba boca arriba, decapitado y presentaba una herida en forma de cruz en el abdomen con exposición de vísceras y sobre esta herida, estaba la cabeza. Sobre esta, se encontró una cartulina blanca aplastada con una piedra, con el siguiente mensaje escrito: “Esto le pasa a los que nos traicionan, charolean, extorsionan, chapulinean y para los que todavía no entienden que akí seguimos siendo los reyes. Ábranse si no quieren ser los próximos. Att. Zzzz Unión-zzzzz”.
Después de estas ejecuciones, “Los Zetas” dieron muestra una vez más de la saña con la que ejecutaban a quienes para ellos eran considerados como traidores.
Así, el 22 de marzo un sujeto identificado sólo como “El Flaco”, fue encontrado en un área verde de la Supermanzana 41, detrás de la secundaria 15 de marzo decapitado y descuartizado.
La cabeza estaba envuelta con vendas y cinta industrial gris, al igual que las manos y los pies. Las piernas y brazos, fueron colocados por encima del dorso junto con la cabeza cercenada. A un costado de los restos de esta persona, fueron encontradas dos cartulinas, en una se leía textualmente: “ESTABAMOS TRANQUILOS PERO YA DESPERTARON AL LEON A. T. M. ‘FEZ’. ESTO ES UN REGALO PARA TI VILLA Y SIGUES TU. ‘Z’”.
En la otra cartulina, se leía: “CHAPULINES, PANOCHEROS, RATAS Y CHAROLEROS Y ALINIENSE LEY, SI NO QUIEREN UN TAMAULIPAS EN CANCUN, SIGUEN USTEDES. A. T. M. FEZ ‘Z’”.
Después de esta ejecución, una célula del grupo delictivo comandada por Victor Emanuel Delgado Medrano (a) “El Chumil”, quien declaró que la ejecución de “El Flaco”, fue por haberse quedado con un dinero parte de la nómina del grupo delictivo.
Otro ajuste de cuentas dentro del grupo de “Los Zetas”, fue la ejecución de Erika Gabriela Magaña Osorio y/o Gabriela de Jesús Magaña Osorio (a) “Comandante Estrella”, quien era líder dentro del grupo delictivo.
Su cuerpo fue encontrado dentro de una obra ubicada a un costado del Arco Vial Norte, a unos 200 metros de la avenida José López Portillo, entre los fraccionamientos Tierra Maya y Villas Otoch Paraíso, en el interior de un cuarto pintado de color blanco y con una “Z” escrita a un costado de la puerta; con dos impactos de bala en la cabeza.
A partir de ese momento, las ejecuciones que se registraron en este destino turístico, fueron perpetradas por el grupo delictivo de “Los Pelones”, aprovechando el debilitamiento de “Los Zetas”.
Fueron ellos quienes se encargaron de ejecutar a los llamados “Chapulines”, personas que no vendían droga de ningún grupo delictivo.
Pero también en el grupo de “Los Pelones” hubo ajustes de cuentas, en los que aquellos considerados como traidores pagaron con sus vidas o con las de algún familiar, al igual que quienes cometieron alguna “falta” dentro del grupo delictivo.
Un ejemplo de ello, fue la ejecución de Vila López García, quien fue encontrada el 11 de julio con dos disparos en la cabeza y con un narcomensaje que decía: “Esto me pasa por sapa y dedo”.
Rafael Serna Miraflores (a) “El Peloncito” y Jorge Carlos Castro González (a) “Acapulco”, también fueron ejecutados en ese mes, después de haberse quedado con dinero del grupo delictivo, lo que les costó finalmente la vida.
Jovita Morales Sarmiento fue encontrada decapitada en un área verde aledaña a la autopista Cancún-Mérida, a la altura del kilómetro 288+300, su ejecución fue ordenada por Juan Manuel López Gaburel (a) “El Tamaulipas”, en venganza porque el hijo de ésta, Jhonny Garibay Morales, se había pasado al grupo de “Los Zetas” estando dentro de la cárcel pública de Cancún, en donde ahora ambos se encuentran.
Ranferi Herrera Pachis fue otro de los ajustes de cuentas del grupo de “Los Pelones”, pues se había quedado con dinero de la venta de drogas y lo mismo ocurrió con José Amauri Mendoza Cante de 21 años de edad, quien fue encontrado sin vida también en el mes de diciembre, en un área verde de la Región 106 en el predio conocido como Granja Carabanchel. El cuerpo estaba boca abajo, amarrado de las manos hacia atrás y en la espalda tenía escrito con plumón “Jo Jo Jo”.
El último de los ajustes, fue la ejecución del taxista Willmart Bartolón Scout, quien fue acribillado el 29 de diciembre en la Región 221 y que derivó en la detención de “El Tamaulipas”.
Parte de las 74 ejecuciones registradas durante el 2011, fueron víctimas circunstanciales sobre todo, víctimas de secuestros express a quienes después de robarles sus vehículos, sicarios al servicio de “El Tamaulipas” los ejecutaron sin misericordia.

Fuente: Por Esto

Califica la noticia

Compartir en Facebook
No Image
  Regístrate o Inicia Sesión para comentar
Redes Sociales
ENCUESTA

¿Afectará al PAN en las próximas elecciones la llamada fiesta Dipu-TABLES?

Patrocinado por www.yucatanalamano.com